¿Cuáles son los síntomas de la atrofia vaginal?

Las paredes de una vagina sana están revestidas de varias capas de células epiteliales, que forman una protección de varias capas contra la fricción. La atrofia vaginal es un adelgazamiento del tejido vaginal debido a una deficiencia de estrógenos (hormona femenina). La destrucción de las células vaginales va acompañada de una disminución de los azúcares almacenados en estas células; como resultado, las bacterias formadoras de ácido (lactobacilos), que necesitan estos azúcares como fuente de energía para funcionar, desaparecen.

¿Cuáles son los síntomas de la atrofia vaginal?

Las quejas más comunes son la sequedad vaginal y el ardor doloroso durante las relaciones sexuales y la micción. En algunas mujeres, la enfermedad es asintomática.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la atrofia vaginal?

Las niñas y las mujeres posmenopáusicas tienen niveles bajos de estrógeno, lo cual es un fenómeno fisiológicamente natural. La mayoría de las mujeres con atrofia vaginal pertenecen a uno de estos dos grupos. La deficiencia de estrógenos que conduce a la atrofia vaginal también se produce en las mujeres a las que se les ha extirpado uno o ambos ovarios antes de la menopausia, en las madres lactantes, en las mujeres que han recibido una terapia de bloqueo de estrógenos (por ejemplo, en un tratamiento de infertilidad) y en las mujeres que padecen endometriosis.

¿Qué muestra el examen?

Las paredes vaginales se adelgazan y pierden sus pliegues vaginales característicos (rugae), las capas de células que protegen la vagina de la fricción desaparecen. Esto hace que la vagina sea más vulnerable a las lesiones y a las infecciones, el enrojecimiento de las fosas es visible y a veces se producen hemorragias y lesiones incluso después de tocarse con cuidado durante el examen o después de las relaciones sexuales.

¿Cuál es la prevalencia de la enfermedad?

Alrededor del 47% de las mujeres menopáusicas presentan síntomas que sugieren una atrofia vaginal.

¿Cómo se diagnostica la atrofia vaginal?

No hay forma de medir los niveles de estrógeno vaginal en las pruebas de laboratorio. Por lo tanto, el diagnóstico se basa en el examen microscópico del flujo vaginal. En las clínicas que no están equipadas con un microscopio, se debe sospechar que las mujeres están en riesgo si su examen vaginal muestra signos de atrofia y su prueba de pH vaginal muestra un ambiente alcalino.

El examen microscópico y la prueba del pH son pruebas de tira para la evaluación de la atrofia vaginal: se pueden observar bajo el microscopio células epiteliales inmaduras, ausencia de bacterias del grupo de los lactobacilos y, a veces, la presencia de células inflamatorias. El pH vaginal (valor del pH del flujo vaginal) será más alto debido a la desaparición de los lactobacilos.

¿Quién necesita tratamiento para la atrofia vaginal?

El tratamiento se prescribe sólo a las mujeres con molestias vaginales. La mayoría de las mujeres (60%-90%) con atrofia vaginal de leve a moderada no son conscientes de que sus paredes vaginales se están adelgazando. Estas mujeres no necesitan tratamiento. Aunque las relaciones sexuales son un importante factor de riesgo en la presencia de quejas y síntomas, es importante recordar que síntomas como la sequedad vaginal, el flujo y la sensación de ardor al orinar también pueden ocurrir en ausencia de relaciones sexuales.

¿Cómo se trata la atrofia vaginal?

El tratamiento recomendado es la inyección de estrógenos en la vagina en forma de crema o globo vaginal. La respuesta al tratamiento es rápida, y en un mes puede estar completamente curado. Al principio del tratamiento es necesario administrar estrógenos a diario, luego se puede reducir la dosis y realizar un tratamiento de apoyo una – tres veces por semana.

¿Quién no debe recibir este tratamiento?

Las mujeres con cáncer de mama intentan reducir sus niveles de estrógenos, por lo que existe la preocupación de tratar a este grupo de pacientes con estrógenos vaginales. Aunque los estrógenos se administran por vía tópica, una pequeña cantidad (alrededor del 10%) se absorbe en la sangre. Por lo tanto, debe considerar cuidadosamente esta cuestión con su oncólogo tratante y tomar una decisión informada basada en el tipo de cáncer y la presencia o ausencia de receptores hormonales en el tumor.

¿Cuál es el diagnóstico diferencial en esta enfermedad?

Si uno se basa sólo en los síntomas, sin un estudio microscópico y una prueba de pH, el diagnóstico diferencial podría incluir una lista muy larga de enfermedades como la candidiasis vaginal, la tricomoniasis, las infecciones vaginales, las reacciones alérgicas a productos químicos (dermatitis de contacto) y otras. Si se realiza un examen microscópico y una prueba de pH, el diagnóstico diferencial se reduce considerablemente. En las mujeres menopáusicas con un cuadro microscópico característico y una prueba de pH alcalino, el diagnóstico diferencial incluye la atrofia vaginal, la vaginitis inflamatoria descamativa (VID) y la tricomoniasis. Recuerda leer mas en SaludFemenina.top

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continua navegando estás aceptándolas.    Más información
Privacidad