¿Cómo afecta el estrés a mi periodo?

Aquí tienes un artículo sobre «¿Cómo afecta el estrés a mi periodo?» Hemos tratado de abordar el tema en su totalidad y hemos resumido el artículo.

Toda mujer sana tiene un ciclo menstrual regular. Si hay un retraso o falta de periodos, hay motivos para preocuparse y buscar la causa de dicha infracción. Los culpables pueden ser varios fenómenos. Uno de ellos es el estrés. ¿Puede ser que el estrés emocional afecte a la menstruación? ¿Durante cuántos días desaparecen?

Mal funcionamiento del ciclo menstrual debido al estrés

Hoy en día, hay muchas mujeres que tienen un retraso en el periodo después del estrés. La duración de esta dolencia depende directamente de lo fuerte que sea el estrés psico-emocional y de cómo reaccione el propio cuerpo ante él. El estrés, tanto a largo como a corto plazo, puede contribuir al desarrollo del retraso.

¿Cuánto se puede retrasar la menstruación en caso de estrés? Por regla general, dura de una semana a un mes. A veces puede haber una interrupción que dure varios meses.

Las causas del retraso de la menstruación pueden ser fenómenos como:

  • Sobrecarga psico-emocional periódica: Pueden ser conflictos regulares en el trabajo, problemas en la familia o en la vida personal, sueño inadecuado, etc. Si a la tensión emocional se suma una fuerte sobrecarga física, es probable que la menstruación se retrase.
  • Angustia emocional severa: Puede tratarse de un suceso trágico en el que la mujer haya participado o del que haya sido testigo. Puede inutilizar el sistema nervioso de forma repentina y durante un largo periodo de tiempo.

Conviene saber que cuando una mujer cuyo cuerpo se ha visto afectado por el estrés está también muy preocupada por el retraso de la menstruación, este trastorno puede empeorar. Por tanto, en ningún caso debe cundir el pánico. El estrés y el retraso de la menstruación no son una condena. Sólo hay que tomar medidas para eliminarlas.

¿Cómo recuperar la menstruación por el estrés?

Ausencia de la menstruación por estrés: ¿qué hacer? Si tu médico ha determinado que tu periodo no llega a tiempo porque tu cuerpo ha sufrido estrés, entonces tienes que poner toda tu energía en eliminarlo y seguir previniéndolo. También es necesario ajustar el estilo de vida y la dieta. Esta es la base de la prevención de cualquier patología del organismo.

En situaciones de estrés, lo primero que hay que hacer es intentar descansar lo máximo posible. Es bueno que puedas tomarte unas vacaciones o al menos unos días de descanso. Es importante prestar atención a su sueño. Debe estar lleno. Por la noche en ningún caso no puede ser contratado en cualquier negocio, sólo para dormir. Es conveniente acostarse a las 10 de la noche, no más tarde.

En cuanto a la dieta, el menú diario debe ser equilibrado. Vale la pena olvidarse de la existencia de las dietas, si antes una mujer era aficionada a ellas para luchar contra la obesidad, porque también afectan al estado emocional. A partir de la dieta necesita excluir todos los productos que tienen una gran cantidad de colores artificiales, conservantes, sabores y otras sustancias nocivas.

No hay que forzar los productos semiacabados. Es mejor comer más frutas y verduras frescas, cualquier fruto seco y productos marinos. Se recomienda incluir la miel en la dieta, porque influye favorablemente en la función de los ovarios. Sólo pueden consumirlo aquellas mujeres que no sean alérgicas a este producto de las abejas.

Para ayudar a que los periodos regresen, durante el periodo de terapia el paciente necesita experimentar tantas emociones positivas como sea posible. Para ello, tienes que ocuparte de algo realmente interesante y emocionante. Buenas actividades para relajar el sistema nervioso son el yoga, la meditación.

Algunas mujeres de los períodos de retraso debido al estrés bien ayudó a un cambio de escenario, por ejemplo, un viaje a otra ciudad, en el extranjero. Para muchas señoras puede afectar perfectamente a las compras y nuevas adquisiciones. También puedes acudir a un psicólogo que te ayude a entender tu difícil situación y te dé consejos útiles.

Terapia con medicamentos

Si la descarga se pierde debido al estrés, el médico puede aconsejar cómo volver períodos con la ayuda de remedios a base de hierbas o remedios populares hechas sobre la base de tales hierbas medicinales como ruta, valeriana, hierba de San Juan, manzanilla, melisa, romero, perejil.

Plantas como la melisa y la valeriana son conocidas por todos. Estas hierbas reducen el grado de excitabilidad de los nervios, reducen la sensibilidad del cuerpo a los efectos negativos de las situaciones de estrés. Pueden beberse en forma de té. También está permitido utilizar un extracto de alcohol, que se puede comprar en la farmacia.

Una hierba como la ruta tiene un efecto tónico general en el cuerpo, fortalece el sistema inmunológico, ayudándole a enfrentarse mejor a los patógenos. Esta hierba puede suprimir la agitación nerviosa y eliminar los síntomas asociados a ella.

El perejil y el romero pueden añadirse a las ensaladas. Estas plantas son muy ricas en vitaminas que el cuerpo humano necesita.

Aromaterapia

Este método de tratamiento del retraso debido al estrés tiene un efecto calmante y relajante en el sistema nervioso de la persona. Los aceites de anís y lavanda suelen ser los preferidos. Puedes simplemente ponerlos en una lámpara de aroma para inhalar constantemente el agradable olor. También es posible masajear las sienes con movimientos ligeros, utilizando diferentes aceites en el proceso.

¿Cuáles son las otras causas posibles?

Además de las situaciones de estrés, hay muchas otras razones que afectan al retraso de la menstruación. Pueden dividirse en naturales y patológicos. A la primera se suman los siguientes fenómenos:

  • La edad: En las niñas menores de 17 años y en las mujeres que han pasado por la menopausia, la ausencia de menstruación no es una condición patológica.
  • Embarazo: Este es el factor más común cuando se retrasa la menstruación.
  • Período de lactancia: Durante este periodo, las mujeres suelen experimentar un desequilibrio hormonal, debido al cual su ciclo menstrual puede no estabilizarse completamente y sus periodos pueden durar más de lo habitual, llegar más tarde o, por el contrario, adelantarse. Por lo general, la menstruación vuelve a empezar uno o dos meses después del destete.

Si estos fenómenos naturales no están presentes, y su periodo puede faltar durante mucho tiempo, es probable que se esté desarrollando alguna patología en su cuerpo. Puede ser:

  • Procesos inflamatorios.
  • Enfermedades del útero y sus apéndices.
  • Daños y neoplasias del cerebro.
  • Predisposición hereditaria.
  • Sobrepeso o, por el contrario, gran pérdida de peso.

Una mujer debe conocer su ciclo menstrual con precisión. Para ello, los ginecólogos recomiendan confeccionar calendarios y marcar los días de inicio y finalización de la menstruación. Gracias a ello, puedes controlar cuándo se adelanta la menstruación, cuándo, por el contrario, se retrasa, así como identificar los periodos largos.

Si hay trastornos del ciclo menstrual debido a la influencia del estrés, nunca debes ignorarlos. Es importante contactar con un especialista a tiempo. El médico designará un examen para identificar la causa del retraso de la menstruación y dará recomendaciones sobre cómo restablecer el ciclo.

Cómo afecta el estrés a la menstruación

Sería un error creer que sólo los órganos reproductores son responsables del ciclo menstrual. De hecho, también está directamente relacionado con el sistema endocrino, el sistema nervioso e incluso el trabajo del cerebro. Los problemas con cualquiera de estos «elementos» pueden llevar a que la menstruación se inicie prematuramente o, por el contrario, demasiado tarde. Incluso un resfriado puede provocar una alteración del ciclo, especialmente si la mujer sufre estrés, ya que se ve obligada a soportar la enfermedad de pie, sin poder descansar adecuadamente.

La ansiedad severa, el miedo, la irritación y otras emociones negativas afectan al trabajo del sistema nervioso central, y éste, a su vez, ya no regula adecuadamente la expansión y la contracción de los vasos sanguíneos y la actividad de los músculos uterinos. Como resultado, la membrana mucosa del útero puede ser rechazada prematuramente y, por lo tanto, su período comenzará antes de tiempo. La situación se agrava si la mujer practica deporte con frecuencia y realiza mucha actividad física. Por eso, si cualquier asunto o problema requiere muchos nervios y energía, debes estar preparada para la llegada prematura de la menstruación.

Hay que tener en cuenta que si la insuficiencia está provocada por el estrés, la hemorragia puede ir acompañada de síntomas como alteraciones del sueño, llanto excesivo o irritabilidad, debilidad, mareos e incluso desmayos.

Otros factores que provocan la interrupción del ciclo menstrual

Hay factores de estrés «agradables» que pueden hacer que el periodo se inicie de forma prematura. Estos se asocian a un cambio abrupto del clima. Por ejemplo, si te vas de viaje a un país cálido, prepárate para que tu periodo empiece antes o después. En estos casos, el estrés afecta al sistema nervioso autónomo, que a su vez afecta a la actividad del útero. Las emociones fuertes pueden asociarse no sólo a un cambio de clima, sino incluso a una mudanza.

No debemos olvidar que el estrés no siempre está obviamente relacionado con el estado emocional de la persona. En particular, una dieta extrema o una escasez aguda de nutrientes estresarán al organismo. Llevar una dieta inadecuada provoca anomalías en el sistema circulatorio, lo que puede provocar no sólo el retraso en la aparición de la menstruación, sino también un sangrado más abundante de lo habitual. Si estás a dieta, averigua cuántas calorías necesitas consumir al día con tu actividad física y asegúrate de que tu dieta es equilibrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continua navegando estás aceptándolas.    Más información
Privacidad